11 diciembre 2007

Minutos musicales



TRAJANO: Y ahora... unos minutos musicales...
HÉRCULES: He aquí un hito en la historia de la humanidad...
TRAJANO: Moviolas incluidas...
HÉRCULES: ¿Movió las qué... dice usted?...
TRAJANO: ¿Pero... cuántas veces se la subió?
HÉRCULES: Creo que una vez que subió... ya no se bajó.
TRAJANO: ¿Hablamos de lo mismo?
HÉRCULES: Hablar, no sé, pero mirar... fijo que miramos lo mismo.
TRAJANO: Eso se llama salir de chiqueros embistiendo con alegría...

7 comentarios:

eres_mi_cruz dijo...

Fue la primera vez que un realizador utilizó la moviola fuera de una retransmisión deportiva...

El tiempo pasa... Antes, unos minutos musicales en televisión podían significar, bien que se había roto algo en Prado del Rey, bien una noticia de alcance, o bien un intento de golpe de estado...

Hoy sólo significan...
"quillo qué... aquí... haciendo tiempo hasta que a la competencia le de por terminar, que ya van para veinte minutos, veinte, de anuncios... así ya podrán tener al Bisbal en sus programas..."

canalsu dijo...

¡Qué flojo es el sostén de la derecha!

Fíjate cómo hemos cambiado… claro que aquello fue que algo se rompió de verdad en Prado del Rey, también fue una desbocada noticia de alcance y más de uno hubiera dado un golpe de estado por poner las cosas en su sitio. No faltaron manos voluntarias, que ríete tu del Prestige.

Como dices, ahora es un aburrimiento. Ni siquiera se les ocurre aprovechar aquellos momentos de candidez con la moviola. Podrían poner este vídeo pero con la canción de Nino Bravo: Esta será mi Caaasa…

canalsu dijo...

…o "hace tiempo que sueño con ellaa"

Glauca Maria dijo...

Como dice alguien que conozco: "Unos minutos musicales con contenido..."

Dama de sevillano nombre dijo...

Mi padre y mi tio nunca olvidarán esa noche, parecía que se le había aparecido la mismísma Virgen Maria.

MaeseRancio dijo...

Esos sí que eran programas de año nuevo: Josele y "vente p'aspaña, tío"; Martes y Trece y las empanadillas; Raphael y el tamborilero; las domingas de Sabrina...

El callejón de los negros dijo...

Memorable aquel segundo...

Y lo de los minutos musicales nos retrae a nuestra infancia televisiva.
Está bien echar la vista atrás.
Saludos

Antonio