23 junio 2011

Biblioteca del Prado

para qué escribir lo que ya está escrito... hace años, lustros, siglos...

JUECES INICUOS E IGNORANTES

Y aquellos jueces condenaron a Adriano. Por atreverse a construir de nuevo el Panteón.

Cuenta la historia que, quemado el Panteón de Agripa en Roma, se le ocurrió a Adriano, por mor de su amor a los dioses, algo más que rehacerlo. O mejor dicho, rehacerlo en el sentido más profundo del término, con la hondura que, por encima de la erudición, provee la cultura. Pero en buena hora se le ocurrió hacer tal cosa al insensato emperador.

Aquellos jueces se reunieron, azuzados por perversos senadores y asesorados por conspicuos historiadores y arqueólogos. Y tramaron asechanzas. Decidieron los jueces que los restos del incendio, magnificados en su azuzada testa asesorada, habían sido esplendorosos. Y alabaron entonces la belleza del cadáver arquitectónico que el insensato de Adriano se había atrevido a resucitar. Había levantado a los dioses la más espléndida arquitectura jamás construida por los hombres. Y además, había utilizado materiales nuevos.

Y pensaban que el emperador, al igual que sus antecesores, lo que debía era construir basílicas para impartir justicia. Para los jueces. Y se sintieron injuriados ante la insultante belleza de la imponente mole adriana.

Pero aquellos jueces tenían las llaves de la ley. Y vive Dios que sabían cómo utilizarlas. No para abrir sino para impedir que nadie osara hollar los umbrales de su omnímodo poder. Con qué pedante erudición emitían dogmática opinión sobre todo de lo que no sabían casi nada. Eso sí, lo engarzaban siempre astutamente con el sedal de la letra de la ley. Y así todo lo hacían legal y bien legal. Aunque fuera inmoral y bien inmoral. O lo que es peor, injusto, fruto de la ignorancia. Y decidieron ensartar a Adriano.

El emperador, pleno de salomónica sabiduría, se sumió en un elocuente silencio. Y pidió ayuda a los dioses. Y los dioses, en cuyo honor había Adriano levantado el hermosísimo templo, decidieron que debían actuar. Cronos, montado en cólera divina, agitó eficazmente las arenas de su reloj que fluyeron con velocidad inusitada. En un instante el tiempo pasó de tal manera, que ya los jueces habían muerto, sin haberse ejecutado su inicua sentencia, y su memoria había caído ya en el olvido. Porque es de todos sabido, que de la mano del tiempo, la Justicia siempre prevalece a pesar de los jueces.

Y el Panteón, siguió y sigue ocultando su insultante belleza, para gloria de los dioses y gozo de los hombres.

Pero aquellos jueces inicuos e ignorantes, se reprodujeron a lo largo de la Historia. Mala hierba nunca muere. [...]

Pero nunca llegaron a saber aquellos jueces inicuos o ignorantes, ni sus descendientes, que el tiempo, la Historia y la Justicia, acabaron dándole la razón a Adriano, y a Hernán Ruiz, y a Machuca, y a los que, como ellos, espléndidos arquitectos donde los haya, construían para la Historia. Construían y construyen la misma Historia. [...]

Y el Panteón, orgullo de Roma y del mundo entero, sigue recibiendo al sol cada mañana. El astro rey pasea cada día por su interior con su dorado manto, para disfrute de la humanidad que acude allí a contemplar el fastuoso espectáculo. A admirar el prodigioso edificio, levantado con nuevos materiales por el emperador Adriano, aquél a quien condenaron los jueces. Y sienten allí los hombres cada día, la tremenda emoción que sólo es capaz de producir la más bella de las Bellas Artes: la Arquitectura.


Alberto Campo Baeza
Revista ON, Barcelona 1993...

la historia se repite con una de las más tristes sentencias para Sevilla, para su Universidad y, al fin y al cabo, para sus habitantes...
muchos de los cuales hoy celebran la noticia...

21 comentarios:

Er Tato dijo...

Bueno, la verdad es que no me gusta demasiado opinar sobre asuntos que, como éste, no he seguido, pero digo yo que, ante tal contundencia judicial, algo soberbios y temerarios han sido los que se han gastado 4 millones de euros en un proyecto que, digámoslo así, estaba sub iudice

Saludos

La gata Roma dijo...

Ains, el Panteón… que recuerdos… Debería viajar todos los veranos a Roma, pero este año tocan tierras belgas…

Sobre la biblioteca es que me ha cambiado el chip un poco. No en cuestiones urbanísticas o arquitectónicas, más bien administrativas, porque ¿quién coño la usaría? Alumnos de la US supongo, ya que a los alumnos de la UPO los echan día sí día también de bibliotecas de la US, como la de Derecho. Solemne gilipollez y ganas de joder es eso… Lo mismo han despertado la cólera de los dioses…

del porvenir dijo...

El árbol no te deja ver el bosque, amigo. Perdona que me ponga paternalista. El problema no es la sentencia, el problema es el procedimiento administrativo, absolutamente contradictorio, que se inició con el susodicho edificio.
La envergadura de la construcción, la fama de la arquitecta, la proyección futura de la misma, el argumento demagógico de la cultura,... Lo que quieras. Nada justifica, a mi entender, que la propia administración (Ayuntamiento, Universidad y Junta) haga lo que le venga en gana, sin atenerse a sus propias normas.

del porvenir dijo...

¡Ah! ¿y por qué ese sitio a cojones? que nadie lo ha explicado

eres_mi_cruz dijo...

perdonadme pero ando muy liado... me tomo la primera semana de julio y curiosamente a todo el mundo le entra mucha prisa... serán las calores...

tato... hasta ayer mismo... toda actividad urbanística en suelo urbano era competencia exclusiva de los municipios, subsidiaria de las comunidades autónomas (temas medioambientales por lo general) y siempre sujeta al derecho de participación ciudadana en los periodos de exposición pública... nada nuevo bajo el sol...
hasta ayer mismo... un promotor con licencia de obra concedida y aprobada en pleno, no era ni soberbio ni temerario por proceder a ejecutarla... problemas con los vecinos los habrá siempre y es una circunstancia más de toda obra, como el viento, el calor o la lluvia...
en este lado del mundo todavía no nos hemos enterado que las cosas hay que hacerlas cuando hay que hacerlas o no se hacen...

gata... con todas sus virtudes y todos sus innumerables defectos... mi alma mater es y será por siempre la hispalense...
puedes probar a coger sitio en la Infanta Elena... sólo por las mañanas, obviously...

delporvenir... el problema GORDO lo tiene una ciudad en la que, según reza la sentencia,
"la calificación de los terrenos como equipamiento de uso educativo no favorece los intereses generales de la ciudad que supone el parque público, antes al contrario los debilita en un claro RETROCESO para favorecer intereses educativos universitarios" (ad lítteram)... fagamos un solar sobre la fábrica de tabacos y llenémoslo de arbolitos... lamentable...

te contaré lo que veo detrás del bosque, amigo... aquel "adosado coqueto de setecientos setenta millones junto al Parque de María Luisa... para que Mar Calderón colocara la carpa de la feria de la tapa" (tengo preparada una serie de adjetivos fantásticos de la época, desde este "adosado coqueto" hasta el "aparcamiento de viejos" de un conocidísimo no a la tala pasando por los "caprichos ecologistas de Doña Soledad y la delegada de naranjos, Doña Carmen Diz"... para troncharse, nunca mejor dicho...)

veo una bofetada devuelta al Antiguo por lo de Soledad y Moneo, misma envergadura, misma fama del arquitecto, mismo proceder...

veo un extraordinario proyecto, hecho para el
lugar preciso, justo entre el viejo y el nuevo edificio de la hispalense, sin dividir la zona verde y procurando el mejor acceso a su aparcamiento subterráneo... un proyecto concebido para ese lugar, no para otro... aunque del grupo de trabajo que propuso la "eliminación de algunas setas" del proyecto de la Encarnación espero pocas sutilezas... ya os aviso que Zaha Hadid ha eliminado toda referencia al proyecto en su web y dudo que aceptara su construcción en otro sitio... hablamos de Arquitectura...

veo un desfile patético de señores con camiseta protestando por una parcela ajardinada en 1997 como si fuera un bosque de secuoyas... una pequeñísima parte de un parque situado entre el Parque de María Luisa, los Jardines Murillo y los Reales Alcázares... un arboricidio gigantesco sin precedentes en esta ciudad...
teeeeeequieiyá hommmbrepordió...

y dile al Nuevo si lo ves, que para entrar en una obra hay que mirar los cartelitos de la entrada... esos que pone USO OBLIGATORIO de casco y chaleco reflectante... a ver si ahora que lo quiere todo el mundo le va a caer un chino en la cabeza y... fallo...

TRAJANO: También dígale que si tiene algo de culpa en la vuelta de las muchachas a las fuentes del parque de las palomas... le pongo un punto positivo en el zoidomarcador...

L.N.J. dijo...

Hola encanto, como no tenía ganas de pensar qué responder a tu entrada he copiado el comentario número 79 de Manuel, creo recordar (de los ciento y pico que hay hablando del tema).
Dice así:

"Esto es un poco de risa. Las zonas verdes las establece el ayuntamiento en el plan general de ordenación urbana y luego van y construyen un edificio en la zona verde. Evidentemente los jueces no son tontos y aplican la ley del suelo que dice que en las zonas verdes no se puede construir. En fin yo me lo guiso y yo me lo como".

Ah, y también he borrado dos comentarios míos. Uno porque te hacía una pregunta muy indiscreta y otro porque me he arrepentido de ponerlo.

Lo siento, me gustaría ser más aplicada.

Besos, hace mucha calor cielo, pero que mucha.

L.N.J. dijo...

Es el número 92, jeje.

Cuídate y no te derritas.

eres_mi_cruz dijo...

lnj, es cierto, es de risa...
en Nueva York hay maravillosos museos y bibliotecas integrados en zonas verdes... digamos que allí no son usos incompatibles o excluyentes... aquí la Universidad tiene menos interés general que un macetón pintado con escenas cinegéticas... sinceramente... no hay por donde cogerlo...

los jueces no son tontos, evidentemente... de hecho intervienen sobre el planeamiento de las ciudades sin tener npi, cosa que los arquitectos jamás podrán hacer sobre la aplicación de la justicia, como es lógico e incuestionable...
libre de toda corrección política, resulta evidente que en este caso y desde la villa de Madrid, se ha vuelto a primar el legítimo interés de unos vecinos sobre el interés general... legal y bien legal pero injusto... una lástima...

del porvenir dijo...

Me agarro a Ortega como último tablón de mis argumentos -No es eso, no es eso-.
Cierto es mucho de lo que dices, especialmente que estamos hablando de un jardín de hace 4 días y algunos hablan de él como si fuera el pinsapar de Grazalema (soy más austero en mis ejemplos). Pero es que quien hace bandera de la defensa de lo ecológico, lo verde, y sus mulas hasta límites numantinos es el propio PGOU, por eso entra en contradicción consigo mismo quién da la licencia.
Si no es cuestión de que sea el sitio o no lo sea, ni de que la iraní de las narices (por cierto nunca ha venido ni a ver el solar, claro hay arquitectos que están por encima de eso; pero es harina de otro debate) sea una monstrua de lo suyo, que no. ¡Que no es eso!.
Es que una administración no puede hacer casus belli de la defensa de las zonas verdes y pasárselo por el arco de sus misierias cuando le interesa, por el eso un juez, el TSJA y el Supremo, le han dicho que nanai de la china.

eres_mi_cruz dijo...

que sí, delporvenir... que hacer las cosas como se hacen en este afortunado y apartado lugar del mundo, es lo que tiene... una interminable cadena de funcionarios supuestamente velan por las valiosísimas garantías del interés general... tantos que raro es no encontrar un eslabón flojito... el resquicio legal que lo llaman... como dice el tío que más sabe de urbanismo en Sevilla, los planes se redactan para interpretarlos... en éso son muy parecidos a la ley...

los planes, por salud urbanística, deben ser continuamente modificados y para ello hay mil figuras de planeamiento... si fuéramos capaces de entender la bibiblioteca como un mobiliario más que aportaría vida y uso a cualquier parque, tendríamos muchas cosas ganadas... desde esta concepción no podríamos hablar de contradicción con el puñetero espíritu verde y ecológico del puñetero plan...

soy usuario habitual de ese parque desde su inaguración... cosas de mi fobia a la masa... y hasta que a alguien se le ocurrió poner una tirolina y dos trenecitos de madera para que jugaran los niños, allí había más perros que personas... y la feria de las naciones...
a mí lo que me preocuparía bastante es que los vecinos aceptaran quedarse con el aparcamiento subterráneo y una placita dura encima... sería un poco de coña...
pero lo que verdaderamente me preocupa es el estado general de los parques de Sevilla... y no usaré el tópico recurrente del abandono de los parques periféricos... es la misma Isleta de los Pájaros o el estanque de Los Príncipes... dejadez y falta de ortoridad... ¡vergajazos, coño!...

por último he de confesarte que no soy fan de Zaha Hadid precisamente... pero era un magnífico proyecto... qué le vamos a hacer...

La gata Roma dijo...

Yo estaba regalada, mi alma mater podía haber sido cualquiera, pero resultó que mi carrera no estaba en la oferta tiranosáurica de la US. Ahora bien, confieso que como vivo en el culo del mundo ningúna biblio me pilla muy a mano, además, soy una neurótica, dejé de ir a estudiar a estos sitios porque me daban ganas de gritar ante tanto silencio y esas cosas.

Ahora hablando en serio, y sin ánimo de tocar los huevos a la Hispalense, estoy totalmente de acuerdo contigo. En Londres se disfrutan los parques, se vive en ellos, se cuidan, es una gozada, están integrados en la vida de la gente y en la propia ciudad, será algún tipo de catarsis urbanística… Y sin hipocresías de “No a la tala” que además, como usuario de aquello que es habrá visto que hasta que aquellos árboles empezaron a dar sombra, aquello era poco menos que una carajotada… Si no fuera por el Ylan Ylan yo ni pisaba aquello, al menos me serviría para liarla parda cuando me negaran la entrada por ser de una universidad nazarena…

eres_mi_cruz dijo...

gata, indaga un poco si quieres en los parques biblioteca de Medellín, puede interesarte... algún que otro vídeo hay en youtube...

a mí todas aquellas irónicas columnas que aparecieron en todos los diarios de la época por su inaguración, me dieron mucho coraje... aquel parque era como todos los parques nuevos, desangelao, vale... pero es que allí durante siglos nada más que hubo una hartá de polvo... y los vecinos también se cabrearon porque le quitaron el sitio para aparcar, o sea...
conste que no he publicado todavía las selectas columnas de la época porque me falta la mejor de todas... la busco y no la encuentro, pero la encontraré...

hubo una época en la que iba bastante al kiosco ese... un equipamiento que nunca es incompatible en zona verde... la biblioteca sí porque van estudiantes zurrapastrosos buscando pelea, obviously...

La gata Roma dijo...

Los columnistas son tos unos juntaletras que deben pensar a menudo en que parte del cuerpo les pica para escribir su columna, o al menos los amateur somos así…

A mi también me encanta que la gente se queje de las Setas, cuando yo le contaré a mis nietos: Mira Tirso jr, aquí había un escampao donde mi madre aparcaba el coche para llevarme al Corte Inglés, y luego un escampao a secas, sin coches, sólo con autobuses y ratas…

Yo personalmente promoveré el movimiento de estudiantes camorristas de la Olavide que quieren entrar a la biblio molona de la US, que allí en la carretera de Utrera para ir a la biblioteca hay que cruzar un arrollo, un par de campos y alguna rotonda que es una trampa mortal cuando er Caniho de turno viene a recoger a la Shari que etudia allí…

Si quitan el Ylan Ylan para poner la biblioteca tendré que buscarme otro bar que tenga camas… yo es que soy muy floja y beberte una copa de pie pudiendo estar repanchingá…

L.N.J. dijo...

Te dejo "La orquesta sinfónica de la felicidad".

http://youtu.be/tozhe0yTAqo

¡Qué jaleo de biblioteca!, yo que soñé siempre en trabajar en una, y sólo he llegado a formar parte de una en un pequeño colegio.
Cuando sea viejecita (todo llegará).

Muá.

L.N.J. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ranzzionger dijo...

Como sé que anda muy liado, le dejo un comentario corto. Siempre le gusta a uno que alguien comparta sus opiniones, pero, cuando esa opinión la comparte alguien al que uno admire (sí, perdón por el halago), no sabe cómo me alegra leer sus argumentos. En esta ciudad se paraliza un proyecto que me encantaba y, sin embargo, una antigua caja-jajaja, ahora banca cívica (venga oxímoron), sigue adelante con un proyecto que no aporta nada. En fin... Hágase justicia y perezca el mundo.

Alejandro dijo...

Vaya. Espero que sepas disculpar mi retraso. Mucho papel de fumar es lo que veo últimamente. Y no para liar cigarrillos, precisamente. Tú ya me entiendes.

L.N.J. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dama dijo...

Creo que damos un paso atrás, y las Setas me encantan.

Un besazo.

L.N.J. dijo...

¡Tienes un silencio muy apetecible!

http://ajedrezdamass.blogspot.com/

Rascaviejas dijo...

Vuelva ya, ¿no?