15 enero 2008

Alicia

Sevilla, qué maravilla... ¡och!... ¡maravilla niño!... ¡ooofú!... maravilla...
Debe ser el episodio perdido de Alicia en el país de las maravillas...
¡Una pértiga! ¡una pértiga! ¡que traigan una pértiga!...
Un extranjero de Madriz exclamaría ¡haaalaaa, qué bestias!...
lógicamente Sergei Bubka obstaculiza completamente su óptica capitalina... la imagen de la carroza saltando por encima del alumbrado navideño es digna de la imaginación de Lewis Carrol, pero estamos en la ciudad en la que una pértiga es un palo que se mueve detrás de un paso.

¡Tienen que rodar cabezas! ¡que les corten la cabeza!...
la prensa local a lo suyo... si es divertidísimo... qué lote de caramelos...

Desde chico tuve la impresión de que en la Cabalgata no todo era lo que nos decían que era... no quisiera hacer periodismo de investigación pero...
esta Alicia... ¿no es como un poco madurita puntocom?... parece como sacada del coro de los Siempre así, de estas que mueven los hombros y cantan con voz de macho... no me imagino ese pandero entrando por una madriguera... aquí hay gato encerrado y no precisamente el de Chesire...

Y esos negros beduinos... ¿no están como algo descoloridos?...
atando cabos me pregunto si ésto tendrá algo que ver con el cierre de la betunería de la Puerta la Carne...
¡Un momento!... la barba del Mago de la Fantasía... eso es un elastiquillo... ¡a ese tío lo conozco yo... que trabaja de socialista en el ayuntamiento!...

Sus majestades no se merecen esto... ¡persiguan a esas carrozas!...
¡Impostores! ¡eeeh, lo sé... Curro!... ¡te llamas Curro!...

9 comentarios:

El callejón de los negros dijo...

Gran entrada, por allí andaba viviéndolo como un niño más, vaya tela las carrozas, y los beduinos, algunos daban risa (o pena...) pero lo mejor es para enmarcarlo... Fernando Romay tirando pelotitas y caramelos ¿nadie le pasó un vídeo a este hombre de como se tiran caramelos en Sevilla? Cada uno que tiraba tenía más preparación que cuando estaba en la línea de tiros libres. Si es por él tenemos que aprovechar la bulla para coger sitio el domingo de Ramos en el Porvenir.

Un abrazo
Antonio

del porvenir dijo...

Allí estabas bribón, delante de la que siempre será mi casa. Pase por mis lares que tiene allí un recadito

Glauca Maria dijo...

Lo que me pude reir escuchando la radio, mientras esperaba-desesperaba en el parque que llegara la Cabalgata, con lo de "Alicia y el bombero pertiguero"

el aguaó dijo...

Parece un capítulo más del cuento de nunca acabar en Sevilla. Como dice la amiga Glauca "Alicia y el bombero pertiguero", mientras las ilusiones de los niños se ven atrancadas por el alumbrado.

Lo de Fernando Romay mejor aparcarlo... pues me cuesta imaginarme semejante cazón en adobo repartiendo caramelos como lo hace un niño de 4 años, de uno en uno, y con menos gracia que un serranito sin pimiento.

Es curioso que decidieran contar historias para no dormir el día 5 de enero.

Un abrazo amigo.

aiNOha dijo...

Y mi hermana esperando la cabalgata en la plaza de España..
Menos mal que me enteré de la movida y los avisé, si no...
Pero vamos, muy triste eh. Esas cosas hay que currarselas más, qué menos que preocuparte en medir la altura, no por hacerla más pequeña, si no por no tener que esperar a que aparezcan los bomberos con una pértiga. Cuántos pasos van con una todo el camino? conociendose los puntos claro.
Y lo de Alicia...ya podría haber sido alguna shiquilla, o almenos una mujer tan.. hecha jajaja

Besitos

Dama de sevillano nombre dijo...

Al verla pensé que era una de las "seventis".
Ya echaba yo de menos su ironia...

canalsu dijo...

Perdona por el abuso, ya sabes que las cabalgatas duran.

Qué jodía suerte tienes que conocerlos y que ellos no te conozcan a ti. Llegué a mi pueblo justo cuando pasaba la cabalgata, dejé a mi familia en la puerta de la casa de mis padres y me fui a aparcar el coche a las afueras. Cuando volví caminando tuve que esperar tras la carroza del negro, me refiero al rey. Antes lanzaban, tiraban (a dar, los mamones) caramelazos, ahora tiran balones de plástico y muñequitos de trapo.

Que me pierdo, desde su trono, el rey alzó la mano asiendo un mono trapero en clara referencia de que me había reconocido a pesar de que voy poco por el pueblo. Volaba el muñequito mientras yo me enredaba las manos, a resguardo de los cero grados en los bolsillos del abrigo, con el cigarro en la boca, entre la disyuntiva de quemarme o el compromiso de caerle bien al rey…lo de Matrix con su cámara superlenta es un suspiro comparado con esto; tocaba al mono con las uñas después de retroceder seis o siete pasos y esparcir las cenizas sobre mi pechera, decididamente entregado a los designios de Dios, cuando una joven campesina, indiferente al cigarro, al riesgo cierto de quemaduras y más que bien entradita en kilos, me ensombreció la luz de la farola en un salto prodigioso que fue a terminar en mi rodilla izquierda. Terminé yo estampado, por retroceso, en el capó de un coche y aplaqué mis nervios viendo como la chica, sin hacer puñetero caso a mi dolor, le daba el mono a su criatura que permanecía en el carrito.

Al rey, para que veas que nos tienen engañaos, me lo encontré horas más tarde en la discoteca. Me ha prometido un abrigo nuevo, si vuelvo, que será con pértiga si no para saltar, sí para intimidar.

Entre San Bernardo y la Oliva dijo...

Jajajajaja... muy buena entrada, si señor... me ha encantado lo de "madurita puntocom"...

un saludo

MaeseRancio dijo...

Ese fue también el comentario generalizado cuando apareció dicha carroza por donde estábamos.

Y yo me hago una pregunta: si Raquel Revuelta ha salido de Rey/na Mago/a y jamás ha vivido en Triana ¿no sería un bonito homenaje a Manuel Molina (de Lole y Manuel) que saliera en la Cabalgata de Triana?
¿Qué tal de Estrella de la Ilusión?