28 abril 2008

Sister I'm a poet



All over this town
Yes, a low wind may blow
And I can see through everybody's clothes
With no reason
To hide these words I feel
And no reason
To talk about the books I read
But still I do
That's cuz I'm a ...
Sister I'm a ...

All over this town

11 comentarios:

Moe de Triana dijo...

Vaya locura, que de gente fuera de control, cuanto desfase, menudo desmadre...

¿Cuando llega esa gira a Sevilla?

¡Un saludasso amigo!

Glauca dijo...

El video me supera...

eres_mi_cruz dijo...

Siempre quise decir esta frase...
Hermana soy un poeta...

...aunque siempre se me plantearon problemas técnicos insalvables...
principalmente que no tengo hermana.

Con la entrada, ataque de nostalgia aparte...
me pregunto por las razones de nuestros blogs...

el aguaó dijo...

El vídeo me recuerda, aunue salvando las distancias, evidentemente, a un fragmento del Magical Mistery Tour de Los Beatles.

Una muy buena pregunta querido Eres_mi_cruz...

Un abrazo.

herodes de la betica dijo...

Debo de estar borracho, porque no me he enterao de ná. Respecto a la pregunta, ha dado en el blanco amigo mio.

Un saludo

Glauca dijo...

Te darás cuenta de las razones cuando ya sea demasiado tarde...

PD.El video me sigue superando.

Dama dijo...

Si yo le hubiese dicho eso mismo a la hermana en su día...
Pobrecillos... que agobio de gente!

El callejón de los negros dijo...

Como nuestro Herodes ando más perdio que el barco l´arroz pero lo que si tengo claro es que como me haga muchas preguntas bajo la luz del raciocinio tengo que cerrar el mio.

Ya echábamos de menos tus entradas, por lo menos quien subscribe, del Falserio me fio.

Saludos
Antonio

San Isidoro dijo...

¿?

Rascaviejas dijo...

Hay veces que uno se sorprende tnto con esto de los blogs... Servidor era fan empedernido de The Smiths, el anterior grupo de Morrisey. Y así de potno y sin venir a cuento se encuentra uno un rinconcillo para la nostalgia. Creo qe la frase acertada es esa de la creencia en la amistad sin halagos...
(No se equivoquem que uno no se quitaba la camisa ni salía a bailar en plan lánguido-lascivo...)

canalsu dijo...

Obras son amores y no buenas razones. Por cierto, amigo, que me ha recordado ese chico a una piedra desgastadísima que ví en la catedral de Santiago. Colas interminables para rozarse.