05 marzo 2010

Calentón de vísperas

Lo rancio es ocupar un cuarto de baño ajeno...
Rancio ocupa
Cierto rancio acudió a enorme piso dúplex en Reyes Católicos...
a un cumpleaños canapero de alto copete, pringue en las yemas y papel de estraza rifado... del que siempre acaba escondido en el bolso de una señora con el centro de gravedad bajo y moño...
El citado personaje era un rancio olisquero ya cuarentón...
un degenerado con una enfermiza fijación por las bragas de las lacias...
pero con magnífica reputación dentro del mundo cofrade...

Y allí apareció la hija menor de los anfitriones, que era más lacia que Tamara Falcó y estaba mucho más buena... que ya es decir...
Llevaba faja de ballenas ajustada bajo la falda, que para más inri crujía como un barco velero bergantín... Tomando la iniciativa, cruzose el rancio con ella en la puerta del office, hizo por rozar y rozó... comprobando con la tan su sensible sonda que la faja estaba tensada en astilleros...
No pudo más y decidió pasar a la acción: preguntó dónde estaba el cuarto de baño y fue grata sorpresa descubrir que se encontraba upstairs en la planta superior... Allí entró nuestro rancio, echó el pestillo y sintió un escalofrío de libertad... Abrió un cesto de mimbre y una sonrisa se dibujó en su cara al comprobar que la colada aún no estaba puesta ...

Pasaron diez minutos del tiempo reglamentario cuando alguien llamó a la puerta... ¡Ocupado!, avisó el olisquero... Tras un tiempo prudente los nudillos volvieron a tocar... ¡¡¡Ocupado!!!...
-¡Oiga!, le espetaron... -¿Es importante?, preguntó el rancio...
-Grave no es... pero la señora se está jiñando downstairs y comienza a gasear... al rancio se le cortó todo el punto. Salió secándose la frente muy dignamente con el pico de un pañuelo blanco amarilleado a marfil...

De vuelta al salón en la planta baja, sintió cercanos los crujidos de la faja y no pudo sino sacar la antena para captar la voz de pito de la lacia...
-No, osea, pero es que yo vivo en un loft de Julio César... desde hace ya tres años, sabes... vamos que esta casa es ya... pues... a casi todos los efectos... es la casa de mis padres, ¿sabes?... eso es...
Nuestro rancio se dirigió a la barra sin perder ni un ápice la compostura...
pidió una tónica para, a continuación, salir al balcón... y restregarse compulsivamente el limón empapado por todo el rostro, mientras alternaba rítmicamente inmensas bocanadas de aire y gorgoritos con tónica schweppes... Una vez saneado se deshizo de la muestra...

Casas Viejas
Si creyeron que nuestro rancio olisquero se iba a dar por vencido, se equivocan... Abandonada la fiesta en el lujoso dúplex de Reyes Católicos, encaminó sus pasos con ánimo de revancha hacia la playa de Chapina en busca de mujer fácil... Y con la autoridad que le otorgan sus más de veinte años en el ejercicio de la cirujía, ahí tenemos a nuestro rancio olisquero: deslizando piernas abajo y con habilidad el tanga rojo de la señorita, para colocárselo a continuación a modo de mascarilla...
Llega la hora de picar espuelas; el rancio siempre abajo pues nunca ha de pagar por trabajar... Veinte años poniendo enemas en quirófano... han hecho de nuestro rancio un hombre muy limpio para sus cosas... hay que buscar algo para poner entre su rancio culo y la húmeda hierba...
El rancio ve unos cartones y los acomoda. Comienza la acción...

De repente, nuestro rancio bajó la mirada del precioso cielo estrellado de Sevilla y se percató de que un vagabundo miraba expectante el apasionado rodeo... -¿Algún problema?, preguntó el rancio...
-Ninguno, ninguno, ustedes sigan, contestó el vagabundo... sólo que si cuando acaben van a echar un cigarrito... porfavó tené cuidao de no quemarme la casa... Al rancio se le volvió a cortar el punto.

Cargado de amor
Para un verdadero rancio, Sevilla es un circo de tres pistas...
y nuestro rancio olisquero no iba a dar su brazo a torcer... sobre todo cuando sólo con un suave movimiento cadencioso podía obtener el tan ansiado beneficio para sus maltrechos gametos...
Amor de Dios, Sala X...
sentose el rancio cumpliendo las normas básicas de seguridad del
Protocolo de Archidona, a saber: cada cinco asientos y al tresbolillo...

PINCHAD PARA AMPLIAR Y TOMAD NOTA
Vana ilusión... Temíase que mucho era el amor que cargaba pues tremenda era la hinchazón... y llevaba toda la razón...
Más veces la veía, mucho más se encendía: llegó la escena, su escena...
en la que John C. Holmes abofeteaba a Linda Lovelace sin manos...
Nuestro rancio, en las suyas de él se encomendó...
Tanto amor desparramó y fue parábola tal... que sobrepasados los límites de la zona de seguridad... se produjo la mojá...

Mas hubo mediación rápida de la dirección,-¡Señores haya calma!...
Estamos ante un hecho que no sólo sentará jurisprudencia, sino que también dejará su rúbrica en el libro de los records... ¡atención por favor todo el mundo!... ¡¿hay algún notario en la sala?!...
preguntó el dueño del cine... -¡¡Yo!!... -¡Yo también!... -¡No, yo, yo, aquí!...
-¡Orden, orden!
, moderó... 1, 2, 3, cuatrcinqseeeeeeeeee... -¡¡¡Ya!!!.
-Ventitré, venticuatro, ventisinco y la pirula, ¡usted, habemus notario!.
-Doy fe, doy fe... y mi enhorabuena al fenómeno...
Todos se fundieron en un abrazo...
entre el público alguien se identificó como miembro del Guinness World Record Management Team y felicitó a nuestro rancio...

Ya de vuelta al calor del hogar, una sopita caliente lo esperaba...
-Mamá... puedes estar orgullosa de tu hijo...
-¿Tienes novia ya?
, le preguntó su madre...
-No, pero he firmado un contrato para hacer cine... y seguro que ahora me salen muchas... ¿te he dicho cuánto me gusta tu sopita de estrellas?...
-Anda, hijo, duérmete...
Se apagaron todas las luces...
-¡Mamá!... ¡¡mamá!!... ¡la luz del pasillo!...

Epílogo
¿Por qué a los rancios le gustan las lacias...
y a las rancias no le gustan los lacios?...

A MI ADMIRADO rascaviejas

12 comentarios:

eres_mi_cruz dijo...

recuerdo que escribí esta historia guarra corta... en diciembre de 2007... como respuesta a un
genial comentario de rascaviejas...

Rascaviejas dijo...

Agradecida y emocionada que diría Lina Morgan, compartiendo las lágrimas de la risa y de la emoción, ríndome a sus pies sin moñadas y lamentando no haber tenido antes en mis manos esta historia para deleite del todo Sevilla (que diría la Patiño...)

MaeseRancio dijo...

Tremendo, Don Falserío.
No ha estado nada mal recuperar viejas historias ahora que ya va a cumplirse un año de que el Señor Robles nos dejó de la mano de Dios.

Por cierto, magnífico gráfico. Jamás creí que el Autocad tuviera tantas aplicaciones.

del porvenir dijo...

Si no te conociera, sería para conocerte. ¡Lacio ambivalente!

Dama dijo...

Desde luego, que es una historia "torrentística" verdaderamente magnífica.
Lo de la teoría de Archidona me ha dejado sin palabras.

A mí sí que me gustaría conocerle, querido falserío, como dice "del porvenir", es usted de los que más me incitan a salir del armario para conocerle.

eres_mi_cruz dijo...

hay historias que son impublicables por impresentables, rascaviejas...
esta del olisquero arruinaría cualquier carrera literaria... yo confío en su buen criterio y gusto exquisito y muero lentamente lacerado por la curiosidad...
que sea un parto rápido, voto a Dios...

maeserancio...
los caminos del Ortocad son insondables...

delporvenir, si quiere comprobar lo lacias que son mis ambivalentes estatuas...
acérquese y dele un cosqui a cada una...
verá que no es que sean lacias sino que de vez en cuando les entra el pavo...

dama, no pierdo la esperanza de regogerle caído guante junto a la barra de un sevillano bar... tan explosivo encuentro, conjunción estelar, sólo puede ser fruto de una inmensa casualidad... y como se suele decir... Sevilla es un pañuelo...

Alejandro dijo...

Sorprendido me he quedado, eresmicruz, por tu capacidad narrativa y por tu forma de sacarle jugo (no sé si es la expresión más adecuada) al programa de Autodesk.

Yo, en cambio, no estoy seguro de conocerte... aunque habremos coincidido en le escuela.

Por cierto, el mío: 2006.
Ahí me planté.

Moe de Triana dijo...

Cuán cruel es conformarse con eso, cuando lo que verdaderamente se quiere es un ...


Un saludaso con las manos limmmpias miarma.

del porvenir dijo...

Onnnniiiiiooooo el MAMIBLÚ

La gata Roma dijo...

El mundo de los lacios es que es mucho…

A las rancias les va la marcha, de toda la vida de Dios, y no hay muchos chulazos entre los lacios, es incompatible…

Que de notarios en el cine, y que pocos procuradores, contradice la estadística que servidora tenía, sin proponérsela, usted sabe.. las chicas como yo nunca nos plantearíamos semejante estudio, estas cosas nos caen del cielo, cual espectador desprevenido de la tercera fila al que pilló de pleno la ciclogénesis explosiva de este sujeto…

Kisses

eres_mi_cruz dijo...

alejandro, tú que te mueves en ambientes y ambientillos literario-culinarios, sabes que se puede hacer muchísimo mejor... lo que sí es cierto es que durante 6+1=10 años y por necesidad hicimos fitness con pesas de halterofilia...
curtidos estamos un rato...
yo soy más recalcitrante, uso el 14 e imprimo con 2002... fuimos los que tuvimos que aparcar las burmester y el leroy... aprender a marchas forzadas... y me preguntan si me interesan cursillos de actualización... ¡un carajo de pato!...

moe, después de lo acontecido estas navidades en el Altozano... el viaje del negro ya no es lo que era... ¿verdad delporvenir?...

gata, sales de una para meterte en otra... si es que no puede ser... qué has hecho esta vez...

Dama dijo...

Pues sí, Sevilla es un pañuelo, y yo estoy pensando en usar guantes para perderlos...